Seleccionar página

Lo primero que cualquier negocio necesita para funcionar es la PASIÓN. Si tienes pasión por tu empresa y por lo que haces, esta se contagia a todo tu entorno, desde tu equipo y a tus clientes. Pero de la pasión uno no vive: ¡hay que pasar a la acción! ¿Y qué entendemos por acción? Son esas gestos y procesos brillantes que nos harán destacar entre la multitud, que nos harán memorables e imprescindibles para nuestros clientes o usuarios y que, en definitiva, te generarán negocio en el corto y en el largo plazo. La gran pregunta es, ¿cómo paso a la acción?

La primera e imprescindible es poner en marcha una estrategia de marketing digital. Esto que dicho así parece obvio, no lo es tanto. Te sorprenderías si supieras la de las empresas que a día de hoy, en un mundo totalmente digital, no cuentan con una buena presencia online ni con un mapa de ruta de dónde quieren llegar y, lo peor, ¡como hacerlo! Tener un mapa claro con los puntos a seguir es lo que marcará la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu negocio.

Y tú, ¿tienes clara tu estrategia de marketing digital? Esto es lo esencial que debe contener tu plan:

    • Un plan de contenidos que aporte valor y sean de interés para tus clientes, como artículos, guías, propios de otros profesionales del sector, y no solo sobre tu producto. Aunque no te lo creas, la cosa no va de hablar sobre ti, sino de cómo le vas a solucionar la vida a tu cliente.
    • Una línea editorial en redes sociales. ¿Esto qué significa exactamente? Desde luego no es replicar el mismo contenido en todos los canales que manejas, no. Se trata de encontrar tu propia voz y forma de comunicar en cada plataforma y que le sea de utilidad a tus seguidores. Y si no les es de utilidad, que al menos te recuerden porque tu comunicación es bonita o les hace gracia. Sino, ya sabes, los gatitos y los bebés gustan a todo el mundo.
    • Publicidad en redes y motores de búsqueda: en el punto anterior ya tenemos una relación más o menos de calidad con nuestros seguidores. Ahora sí que ya les podemos vender lo nuestro, pero ojo, con una estrategia bien definida que ayude a aumentar la recurrencia de compra para los que ya nos conocen y encontrar a nuevos clientes a través de buscadores poniéndote en la mente del usuario cuando busca el servicio o producto que ofreces.
    • Un plan de Email Marketing, -y esto es la madre del cordero-: cuanto más automatizado, mejor. ¿Esto te suena a chino? Pues más marciano es haber hecho esfuerzos titánicos como los anteriores para conseguir el email de tus clientes y luego no cuidarlos como se merecen, con información y promociones personalizadas. Recuerda que el botón de “unsubscribe” está muy al alcance de todos. No les obligues a usarlo.

Además, el diseño y la usabilidad de tu web será esenciales si quieres marcar la diferencia. ¿Tienes claro cómo navegan los usuarios en tu web? ¡Pónselo fácil! Piensa en la ley del mínimo esfuerzo: si a tu cliente le cuesta encontrar el producto que busca, si la web es compleja, demasiado repleta de información, no fluye, tarda en cargar, es compleja la navegación, en definitiva, es difícil de usar, simplemente, se irán. Al igual que el unsubscribe, recuerda que la X para cerrar la ventana, también está muy cerca. Por no hablar si tienes un e-commerce, el acceso rápido a búsquedas, filtros, categorías, una buena descripción de productos, el checkout y la adaptabilidad a mobile son elementos que a los usuarios necesitan acceder sin pensar.

Otro factor necesario y que realmente puede generar que tu cliente se quede o se vaya, son las imágenes, cruciales en un negocio digital. Una imagen o un video bien diseñado llega más rápido al usuario que cualquier texto largo. Si tu negocio es un ecommerce, los elementos visuales son todavía más esenciales ¿Cómo voy a comprar algo que no veo con claridad?

Y por último, ¡olvídate de querer hacerlo todo tú! Rodéate de profesionales con experiencia, cada uno en su ámbito, para que te ayuden en esos puntos en los que no eres experto. En serio, apúntate esto en un post it: no tienes que ser experto en todo, libérate de este pensamiento. Si quieres ser el mejor, déjate ayudar por los mejores.